Subscribe:

Grupos de riesgo de celiaquia

La celiaquia es una enfermedad que tiene causa desconocida, intervienen múltiples factores: genéticos, ambientales e inmunológicos. Cada uno aporta, disminuyendo o aumentado la posibilidad de aparición de la enfermedad celíaca.

El grupo de riesgo de celiaquia por excelencia son los familiares de las personas que ya poseen la enfermedad. La vinculación con ellos está dada por la carga genética, en que ciertas mutaciones de algunos genes predispone a la aparición de una intolerancia al gluten y el desarrollo de celiaquia.
En los familiares de primer grado de una persona celíaca la probabilidad de sufrirla es entre el 5% a 15%. La incidencia puede duplicarse en caso de una variante genética homocigoto.



Generalmente los familiares se encuentran asintomáticos, pero si son sometidos a un chequeo médico pueden presentar marcadores inmunológicos para celiaquia positivos. Las lesiones intestinales suelen ser leves. Pueden tener alguna de las formas clínicas de la celiaquia en que los síntomas que han pasado desapercibidos.

El segundo grupo de riesgo de celiaquia son las personas que presentan algunas enfermedades, especialmente las autoinmunes. Se destacan: la diabetes mellitus tipo 1, tiroiditis autoinmune, enfermedad inflamatoria intestinal, otras enfermedades autoinmunes menos frecuentes.
También hay que tener en descartar la presencia de celiaquia en las personas que sufren encefalopatía, epilepsia y esquizofrenia entre otros trastornos psiquiátricos.
El síndrome de Down tiene una asociación con celiaquia del 12%, se deberá estudiar las vellosidades intestinales de todo paciente que padezca la enfermedad.

Un grupo de riesgo se denomina a aquel grupo de personas que presenta una incidencia mayor en la aparición de la celiaquia, lo que significa que deberán someterse a una valoración médica para descartar la presencia de lesiones intestinales, marcadores inmunológicos o síntomas que han pasado desapercibidos. Encontrarse dentro de un grupo de riesgo determina un aumento de la probabilidad de sufrir celiaquia en relación con la población en general, no determina la presencia automática de la misma.